Cartas a los padrinos de Andrés
 

Cartas a los padrinos de Andrés
Cartas a los padrinos de Andrés

 
1ra Carta
Queridos Amigos y Padrinos:

¿Cómo están? Yo bien, luego de unos problemitas de estómago que Dios me regaló para que comenzara a vivir mejor la pobreza, dejando de comer todo lo rico y para que me deje cuidar y amar por mi maravillosa comunidad que se esmeró muchísimo para que me recuperara bien.

Quiero comenzar esta carta agradeciéndoles por hacer posible mi misión y la de mis hermanos de comunidad, a través de sus oraciones y su aporte económico, ya que aquí todo se comparte, todo es de todos, al principio cuesta, pero es muy lindo vivir como la primera comunidad de apóstoles: “Todos los que habían creído vivían unidos, compartían todo cuanto tenían… y repartían el dinero entre todos según las necesidades de cada uno” (Hc. 2, 44-45)
Los tenemos a todos presentes en nuestras oraciones.

Les cuento la historia desde el principio, los que ya me conocen (la gran mayoría) saben que me gusta hablar mucho, así que no se van a sorprender por la extensión de esta carta, aunque esta misión requiere de mucho silencio para poder escuchar, acoger y comprender a tanta gente con tantas necesidades no sólo materiales (que son muchas), si no mas que nada afectivas.

Partí de Concepción del Uruguay, el día treinta de abril luego de tomar unos mates de té con mi mamá, después de haber compartido el último almuerzo con mi familia.

Cómo siempre, me mandé las de cowboy ya que me vendieron mal el pasaje y perdí el micro (“bus” aquí) a Buenos Aires y tuve que tomar otro.

El miércoles salí a la mañana en bus (rumbo a mi misión) en un bus que se chancó (se rompió) un par de veces, así que parecía que mi llegada a mi Perú se iba a hacer rogar, pero gracias a las oraciones, nos cambiaron de bus (colectivo) y llegamos sanos y salvos, en tiempo y forma a Lima el tres de mayo, fueron a buscarme a la Terminal de La Veloz Vicky, Lucho un gran amigo del barrio y Juanma.

Los tres días de viaje pasaron volando; entre mates, juegos de cartas con mis nuevos amigos peruanos, oración y películas, así que cuando llegué ya sabía muchas de las palabras argentinas que aquí son lisuras (malas palabras) y también lisuras peruanas que obviamente no hay que decir.

Las comidas aquí son muy ricas aunque recién pude probarlas después de un mes, ya que como tuve gastritis no podía comer casi ninguna, porque la mayoría son muy picantes y casi todas llevan algo frito, y lo raro aquí es que no se como mucho pan y menos con las comidas.





S.M.P./A.D.R. /08/01/02

Mi comunidad:

En mi comunidad actualmente somos cuatro, ya que el sábado veintiuno de junio regresó Belén a Argentina luego de una semanita de huelgas aquí en Perú, que no permitieron la salida a los colectivos internacionales. Esta es mi primer despedida de un compañero de misión; que para mi gusto, fue muy pronto. Se la va a extrañar a Belén con su alegría y sus grandes ojos que sabían ver lo bello de toda persona .

Forman parte de mi comunidad Viky (Virginia) de Santa Fe, ella es Molokai (se consagrará en Puntos Corazón para toda la vida). Yo creo que su principal cualidad es ser como nuestra mamá, no sólo porque tiene muy claro lo que debemos y no debemos hacer, sino también por su especial preocupación y bienestar nuestro. También lo que sorprende de Viky es que parece seriota pero tiene un gran sentido del humor.

Luego está “Juanma” ( Juan Manuel; porteño trucho, ya que es de Moreno Provincia de Bs. As.) su principal don es la cocina y se preocupa mucho por la limpieza de la casa, ya que como siempre dice: “viví diez años sólo” , aparte, tiene un humor muy particular.

Por último tenemos a Nati (Natacha) francesa, hace nueve meses que está aquí, aunque muchas veces parece mas argentina que nosotros, ya que en Puntos de aquí convivió y convive con muchos argentinos, con los cuales se identifica mucho y tiene un gran cariño por nuestra patria. Creo que en ella se destaca su amor y entendimiento fácil con los niños, por su gran capacidad de escucha y por poner mucho amor y dedicación en todo lo que hace.

Aunque no siempre la vida en comunidad es color de rosa, como en toda familia hay diferencias, más cuando se es de países diferentes, pero como dice la canción “pero el amor es mas fuerte” y siempre triunfa, y siguiendo los consejos de Padre Thierry si en algún momento nos ofendemos nos pedimos perdón lo más rápido posible y nos olvidamos pronto del asunto.

Tampoco es un viaje de egresados, muchas veces nuestros vecinos piensan que estamos de vacaciones, pero muchas veces nuestra misión requiere que sacrifiquemos unas cuantas horas de sueño para servir a los demás y llegamos al día de reposo extremadamente agotados, pero con el corazón lleno.

Los cuatro vivimos en La Ensenada, distrito de Puente Piedra a una hora del centro de Lima tomando Los Chinos (el bus que nos lleva hasta allí). Si bien se un lugar muy árido entre las sierras (nada que ver con mi querida Entre Ríos), es más árida que Neuquén y no hay mas que sólo dos árboles en todo el barrio ( o pueblo joven, como lo llaman), pero no extraño tanto el verde y los llanos porque esta tierra es muy fértil en hospitalidad y amigos.

La vida en el Punto Corazón:

Les cuento un poco nuestra jornada, como sabrán aquí son dos horas menos que en Argentina.. Todos los días nos levantamos cuarto para las siete (6:45) y rezamos Laúdes (salmos y lectura de un fragmento de la Biblia, con una oración de los fieles), luego de Laúdes tenemos media hora de lectura espiritual hasta las ocho; que desayunamos, después hacemos adoración al Santísimo por turnos de una hora, hasta el almuerzo a las 13 o 13:30, cuando se termina de adorar.

S.M.P./A.D.R. /08/01/03

El que está de permanencia (encargado del día de cocinar y lavar los platos y recibir a los niños y las visitas en la casa) comienza a preparar la comida y el resto ayudamos con la preparación o en loa recepción de nuestros amigos o en la limpieza de la casa u simplemente nos bañamos y lavamos nuestra ropa (con baldes, ya que todavía no tenemos agua corriente) pero como llovizna seguido (¡aquí dicen que llueve!) a veces tarda muchísimo en secar. Aquí en invierno no se ve el sol. Siempre está nublado.
De mañana también aprovechamos para acompañar a la gente a hacer algún trámite o acompañarla a la posta (salita de primeros auxilios) o al hospital, que a diferencia de Argentina en ambos tenés que pagar aunque no tengas un sope (peso, sol aquí), aquí no existen ni la salud ni la educación pública ¡Argentina país generoso! También a veces vamos a buscar algunos niños a la escuela.

Luego de almorzar si nos queda tiempo y no tenemos algo que hacer dormimos una siestita hasta las quince horas, que rezamos el rosario.
Después del Rosario el que está de permanencia, se queda en la casa a jugar con los niños y a veces ayudarlos con sus tareas hasta las dieciocho horas y el resto salimos de a dos, a visitar a los amigos del barrio. Luego a las dieciocho y treinta rezamos Vísperas (es como laúdes) y a las diecinueve,. vamos a misa. En nuestro barrio sólo hay misa martes, jueves y domingo.

Esto me hizo ver cuanta gracia desperdiciaba en Argentina donde tenía misa todos los días y no la aprovechaba siempre. Aquí en los días que no hay misa en Damián de Molokai (nuestra parroquia) vamos en bus a misa; a Pro, una ciudad que está cruzando el río Chillón (que tendrá como mucho diez metros de ancho) a diez minutos de casa.

De regreso de misa abrimos la casa hasta las veintiuna treinta o veintidós horas; que cenamos, generalmente nos visitan los jóvenes que tienen una linda amistad con nosotros (este es un Punto Corazón muy particular ya que nos frecuentan muchos jóvenes) ellos me ayudan a no extrañar tanto a mis amigos de allá (aunque nunca me olvido de ellos), ya les estoy enseñando a jugar al truco y ellos me ayudan a ir conociendo mas las costumbres y la cultura de aquí.

Luego de la cena rezamos el Regina Caeli, este es un momento muy lindo porque nos pedimos perdón si en algo fallamos o nos ofendimos en el día, damos gracias por lo vivido y nos bendecimos todos antes de dormir, luego de esto, ¡al sobre!.


Apostolados:

Los martes visitamos Villa Marta, un hogar de niños que queda en Guayabo (Pachacamac) a dos horas de casa (Guayabo es muy verde, me hace acordar a Entre Ríos sólo que entre las sierras).

Este apostolado es muy agotador porque son muchísimos niños y todos quieren nuestra atención (lo triste es que muchos de ellos tienen papás pero los dejan aquí porque no los pueden mantener o porque no saben educarlos y creen que es lo mejor que otro los eduque). Así que cumplimos la función de padres muchas veces, sobre todo para los mas pequeños, el otro día uno de ellos me dijo papá (tendrá un añito y medio) y no se quería despegar de mi.

S.M.P./A.D.R. /08/01/03

Los jueves vamos a Maranguita (una cárcel para menores de trece a dieciocho años) es impresionante ver la cantidad de jóvenes que hay en este lugar, que nos reclaman cuando pasa un tiempo que no visitamos su pabellón, ya que hay unos cuantos pabellones y tratamos de visitarlos a todos.

También una vez al mes visitamos Pachacútec que se encuentra en el Callao, es un barrio extremadamente pobre que se encuentra a orillas del mar y para ellos significa muchísimo el mero hecho de que tengamos mas de una hora de ida en bus para visitarlos exclusivamente a ellos.


Ahora quiero presentarles algunos amigos:

Casi todas las mañanas nos visita Papilindo o Peluca, un amigo que casi siempre viene borracho a pedirnos que le demos algo de comer y algo caliente para tomar y que lo afeitemos, el es un hombre que perdió todo y ahora duerme en la calle, ya que su hermana no lo quiere aceptar más en su casa.

También nos visita Santiago, un muchacho que sufre de esquizofrenia a causa de un accidente y no habla generalmente (el tiene a dos de sus tres hermanos, con algún problema mental). Él sólo se conforma con dar un par de vueltas por la casa o sentarse a observarnos y comerse un par de panes, luego se va.

Además tenemos un montón de ejemplos de vida, como abuela Rosa o Palmira que se las presentaré en mi próxima carta, les pido mucha oración por ellas y sus familias, ya que tienen historias muy fuertes pero a pesar de ello no pierden la fortaleza y la alegría.

Seguimos unidos en la oración y en esta bella misión y aventura de amor de la que ustedes también son parte.

Un abrazo grande en Cristo y María.


Andrés



2da carta
Segunda Carta a los Padrinos
Queridos padrinos:

Hola como están, por mi parte les cuento que me encuentro bien, espero que ustedes también lo estén.

Realidad cotidiana

Quiero comenzar esta carta contándoles un poco mas sobre nuestra realidad cotidiana; como todavía no tenemos agua en la puerta, tenemos que comprarla al aguatero que pasa día por medio entre las cinco y las ocho o nueve de la mañana, por lo tanto si pasa tempranito y no escuchamos "su bocina" que va tocando a cada ratito y que suena como un buque por zarpar nos quedamos obviamente sin agua.

El camión deposita el agua en una cisterna que tenemos afuera de la casa y que almacena cuatrocientos litros ( 4cilindros de 100 litros) y luego nosotros la entramos con baldes, a un cilindro plástico de cien litros que tenemos dentro de la casa y de allí la trasladamos a la cocina y al baño con baldes y jarras.

Aquí escasea el agua y pensar que allá nos sobra y la derrochamos. Como no tenemos pileta de cocina ni desagüe lavamos la vajilla en palanganas (aquí las llaman de otra manera) y luego “botamos” (tiramos) el agua sucia en la calle. Para bañarnos como no tenemos “terma” (calefón) calentamos agua en la cocina y nos bañamos sacando agua de un balde y nos la echamos con una jarra, por suerte hace frío pero no tanto como allá, ya que tampoco tenemos estufa.

Curiosidades

Otra curiosidad es que aquí casi no hay buses (colectivos) porque como eran muy viejos el gobierno los sacó de circulación y sólo quedaron cuatro o cinco líneas, por lo tanto el gobierno declaró la emergencia de transporte y autorizó que los transportes públicos sean combis y custers (pequeños colectivitos) por lo tanto estas proliferan y el tránsito de Lima y sus alrededores es un caos y como dice Luís Enrique Ascoy (cantante peruano): “El tránsito de Lima, el estrés de la oficina, quieren poner mi mente a mil pero nada, nada, nada, nada me va a alejar de ti Señor”


Noticias

En julio y los primeros días de agosto tuvimos la visita de Padre Lorenzo (francés, que hace ocho años vive en Argentina, así que ya es un argentino más, lástima que es de boca, jaj, con todo respeto para mis amigos de boca), él es el responsable de todo el Movimiento Puntos Corazón.

Así que aprovechamos la visita del Padre para reunirnos, compartir y reflexionar como familia (de la que ustedes ya son parte). Aquí en Perú la familia Puntos Corazón se compone de las “Servidoras de la presencia de Dios” hermanitas que viven el mismo carisma y que colaboran con nuestra misión; la fraternidad “San Maximiliano Kolbe” conformada por ex Amigos de los Niños, (Amigos de los Niños se nos llama a los misioneros de Puntos Corazón)). La fraternidad vive el carisma de la obra en su vida cotidiana, realiza apostolados concretos con los más pobres, reza todos los días el rosario y está dispuesta a ayudar a la obra en lo que haga falta.

También forman parte de nuestra familia los Molokai, que son aquellos que consagran su vida para siempre en Puntos Corazón.


El veinticuatro, veinticinco y veintiséis de Julio estuvimos todos juntos de retiro, vivimos un día y medio de silencio absoluto para reencontrarnos con Dios y así volver a nuestras vidas y misión renovados por el contacto con su Presencia.

También profundizamos la encíclica “Spe Salvi” (Esperanza salvadora), les recomiendo si tienen la posibilidad leerla, que lo hagan, es muy enriquecedora.

Me gustaría compartir con ustedes un extracto de ella:

“Esperanza” es una palabra central de la fe bíblica, … las palabras “fe” y “esperanza” parecen intercambiables…
Antes del encuentro con Cristo, los Efesios estaban sin esperanza, porque estaban en el mundo “sin Dios”, llegar a conocer a Dios, al Dios verdadero, eso es lo que significa recibir esperanza.
Para nosotros, que vivimos desde siempre con el concepto cristiano de Dios y nos hemos acostumbrado a Él, el tener esperanza que proviene del encuentro real con este Dios, resulta ya casi imperceptible.”

Yo los invito a reencontrarse con Dios a través de la oración, el silencio, los sacramentos y en sus hermanos y verán cómo este encuentro les cambia la vida y los hace sumamente plenos y felices a ustedes y a quienes los rodean.

Cada vez me convenzo más de que este mundo necesita mas testigos de la esperanza.

También el treinta y uno de Julio el Padre Lorenzo dio una conferencia titulada “Una pasión por el hombre” sobre Antoine de Saint Exúpery (autor de El principito, entre otros) y da mucha esperanza ver como un artista (aparentemente no cristiano) es capaz de vivir la compasión y de preocuparse por las necesidades profundas de los hombres. Quisiera compartir con ustedes su célebre frase:


“Lo esencial es invisible a los ojos, sólo se ve bien con el corazón”

¡Discúlpenme, pensé que era el padre y les hice una homilía!


Seguimos unidos en la oración
Un abrazo grande en Cristo y María.


Andrés

 
3ra Carta a los Padrinos
Queridos padrinos:

Espero que al recibo de la presente, se encuentren bien como yo; cuento con sus oraciones ya que para mantenerme bien de salud debo llevar una dieta estricta en la que no consuma nada que contenga leche o sus derivados y esto cuesta mucho.


Preso por dos días

No se asusten, como ustedes saben todos los jueves visitamos la prisión de jóvenes llamada Maranguita y en agosto los chicos del pabellón San Martín de Porres, estuvieron de retiro espiritual dos días con la Pastoral de la Esperanza (pastoral carcelaria) y como Puntos Corazón también participa de esta pastoral Juan Manuel y yo participamos de este retiro.

Fue muy bonito compartir la vida con los chicos que tienen una necesidad muy grande de sentirse amados, ya que ellos piensan que son malas personas.

Fue lindo y productivo el trabajo en grupo con ellos quienes se esmeraron por demostrar que quieren cambiar si se les da la posibilidad.

Me sorprendió la acogida de estos chicos que hasta ese momento no habíamos visitado.


Visitas

En septiembre tuvimos la visita de nuestro visitador Mauricio (responsable de nuestra comunidad, “nuestro jefe”).

Así que aprovechamos su presencia para conocer un poco más nuestro querido Perú, fuimos a las catacumbas de la iglesia de San Francisco y vimos muy bonitas obras de arte del antiguo convento y por supuesto que no dejamos escapar la posibilidad de hacer un retiro espiritual para mejorar la calidad de nuestra presencia en el barrio.

En el retiro recordamos con la ayuda de las palabras de Padre Thierry que : “Para nosotros, la fuente es la oración que consiste en contemplar amorosamente el rostro de Jesús… Lo que cuenta en la obra de evangelización, es mostrar a Cristo, más aún que hablar de Él… Es importante que lo que nos propongamos, con la ayuda de Dios esté fundado en la contemplación y en la oración, tenemos que buscar “ser” antes que “hacer”.

¡Vayamos mar adentro!”

Gracias por sus oraciones que harán posible que seamos fecundos en el ser y en el hacer.


Fiesta

En septiembre festejamos los once años del hogar de niños “Villa Marta” y fue para nosotros un motivo de inmensa alegría ver el agradecimiento que sienten los niños por aquellas personas que le brindan día a día su cariño y las herramientas para desenvolverse en la vida (ya que hay varios talleres, entre ellos costura y panadería).
El hogar fue fundado y pertenece a un particular que los quiere mucho, se llama Roberto y los niños le dicen “Papá Roberto”.
A mi me gustó mucho la alegría de los niños en la misa de acción de gracias y el coro de niños lo hacía sentirse a uno como en el cielo.


Historia prometida:

Ahora les cuento la historia de abuelita Rosa que les prometí en mi primer carta (ella es la primera amiga que visité cuando llegué al barrio).

Rosa tiene ochenta y cuatro años y hace diez años que está postrada en cama y como tiene paralizada la mitad de su cuerpo ni siquiera puede sentarse sola y pasa casi todo el día sin compañía, ya que con su marido no tienen hijos y el se va a las seis de mañana a buscar trabajo y rebuscárselas y vuelve a las diez de la noche.

Además ella está ciega de un ojo y con el otro no ve prácticamente nada, sufre de presión alta, tiene asma y no tiene nada de recursos económicos.

El problema es que ahora a causa del glaucoma (presión ocular alta) sufre un dolor insoportable en su ojo “sano”.

Así que Dios nos utiliza como instrumentos para hacer todas las gestiones necesarias ante las asistentes sociales para conseguir sus remedios y para poder lograr que sea atendida lo mas rápido y con el menor costo posible.

Para eso la llevamos al INO (Instituto Nacional de Oftalmología) ya que no tiene quien lo haga para ver en que se puede contribuir a que su vista se mejore y no sufra tanto.

Cuento con sus oraciones por la vida y la salud de esta abuelita que yo les decía en mi carta anterior que es un ejemplo de vida, ya que nunca la he escuchado quejarse de la vida o renegar contra Dios por lo que le pasa, al contrario, siempre está dispuesta a rezar; y a mi me impresiona mucho su sentido del humor, la mayoría de las veces no le entendemos lo que dice y le preguntamos cincuenta veces cosas que nada que ver con lo que dijo para tratar de entenderle y ella en vez de desesperarse se mata de la risa y me doy cuenta que recibo mucho mas de ella que lo poco que le puedo brindar y me doy cuenta que es cierto lo que dijo San Francisco de Asís “porque dando se recibe”.

Otra cosa que me impacta mucho de esta abuelita es su amistad desinteresada, ya que lo que tiene mas valor para ella es que pasemos aunque sea cinco minutos a visitarla y a hablar con ella del “gringo” (su gato amarillo) y de sus pollos y gallinas y no tanto que la llevemos al hospital o le ordenemos su casa.

Cuando pasan algunos días que no la visitamos porque nuestras diversas ocupaciones no nos lo permiten enseguida nos lo reclama.


Últimas noticias

El dieciséis de octubre celebramos los diecisiete años de nuestro Punto Corazón que se llama San Martín de Porres, así que haremos la misa en la parroquia y una pequeña fiesta con nuestros amigos en la que habrá también algunos numeritos artísticos.

El veintinueve de este mes nos llegará una nueva Amiga de los niños (compañera) francesa llamada María, así que nuevamente volveremos a ser cinco en la casa hasta el tres de diciembre que llega otra chica de Francia que se llama Aurelia para empatar las cosas, vamos a ser tres argentinos y tres francesas.

Muchas gracias por acompañarnos y sostenernos en esta misión y ayudarnos a ser testigos del amor, la alegría y la esperanza de Cristo.

Seguimos unidos en su amor y siempre los tengo presentes.

Un abrazo grande.